13.11.09


Estamos siendo controlados?


Quizás la imagen aquí escogida suena un poco exagerada, o suna verdadera?
En el nombre de la "libertad" muchas veces elejimos volvernos menos y menos libres en nuestras elecciones diarias.
odemos pensar que la libertad consiste en que nadie nos controle y en volvernos plenamente independientes, pero de esta manera continuaremos cometiendo el error de no aceptar nuestra posición constitucional como seres dependientes y mantenidos, por doquier y hacia todas las direcciones.
Tan sólo analizen: si nos levantamos a las 7 AM y salimos a la calle, el ambiente en ese momento del día nos causará un impacto o influencia diferente, al que sería si salimos a las 2 de la tarde. Por mas que somos la misma persona, vemos como el momento del día (por citar uno de miles de ejemplos) nos influencia, nos cambia, nos controla.
Asimismo, podemos mencionar los cambios climáticos, astrales, la compañía que nos rodea, las mismas reacciones a nuestras acciones que llegan día tras día sin fallo, el aire que respiramos a cada segundo y sin el cual no podríamos sostenernos ni por un momento más, etc.
Así, debemos aceptar, pese a que a nuestro orgullo no le resulte gustoso, que somos seres que constantemente estamos dependiendo de muchos factores, y esos factores influyen nuestra forma de ver la vida, nuestra percepción de la realidad, etc.
Por ende, debemos concluir que la libertad que se nos otorga, o el así llamado libre albedrío (más pequeño de lo que nuestra supuesta independencia querría aceptar), tiene como proposito no tanto el no dejarse controlar por nadie, sino mas bien el elejir or quien nos dejamos controlar, pues como ya dijimos, por mas que no queramos, siempre estamos siendo controlados.
La milenaria sabiduría de Oriente nos recomienda dejarnos controlar por la belleza antimaterial, por aquel llamado único que desciende con el único fin de bendecir nuestra existencia y hacerla tener finalmente sentido. Hasta que no escogamos dar semejante paso, tendremos la chance de dejarnos controlar por otros factores, no muy apetecibles que digamos: nuestra mente, nuestro ego, lujuria, temor, ira, etc. Así terminamos cuando deseamos no ser controlados, y mas bien ocupar ese trono que jamás nos corresponderá: el de controladores y disfrutadores supremos.
Entendamos que la clave del verdadero disfrute está en proporcionar placer al plano superior, y no en buscarlo egoistamente sin ninguna consideración de lo que nos rodea. Sólo allí comenzará a sentirse aquello que unicamente debemos buscar sentir...

3 comentarios:

Natael dijo...

Qué interesante.
Creo que en si la libertad en su máxima expresión, o sea un hombre totalmentelibre, no traería felicidad. En si, no es algo indispensablepara a vida ni la felicidad.

Tu dices que siempre seremos esclavos de algo, dependeremos siempre de algún factor; pero es que eso no es malo, es natural.
Lo malo son los extremos, depender demasiado y estar aislado. El esclavo y el "Amo".

¿podemos ser felices sin libertad? Y qué más es la libertad sino un invento para intentar ser feliz?

Saludos.

cierratusojosymira@speedy.com.ar dijo...

Gracias por tu aporte Natael.

En relación a tus palabras, toca intentar entender el contexto del significado de libertad.
Por libertad no nos referimos a no ser dependientes de nada o de nadie, sino mas bien a saber depender de tal forma, o ser controlados de tal manera, en que logramos experimentar constante felicidad dentro de nosotros.

Por lo que digo que "siempre seremos esclavos de algo", en ningun momento lo mencioné en un contexto negativo, sino simplemente señalando un aspecto constitucional del ser, como eternamente dependiente o controlado, y justamente por eso, debemos saber elegir como ser controlados de la mejor manera.

Abrazo.

Tolesan dijo...

Saludos de nuevo.

En efecto, antes de hablar del tema habías que definir libertad XD.

Creo que yo fui el que entendió lo de "esclavos de algo" de manera negativa.

Saludos otra vez.